Cebollas rojas rellenas de champiñones y gruyer

Para 4 personas

El sabor a tierra de los champiñones y el gruyer casan muy bien con el acre de la cebolla roja, excelente fuente de antioxidantes beneficiosos para el corazón.
  • cebollas rojas (casi kilo y medio)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • ¼ de kilo de champiñones (unos diez más o menos), cortados
  • 1 cucharadita de tomillo picado
  • ¼ cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 huevo
  • ½ taza de pan rallado sazonado
  • ½ taza de queso gruyer rayado.

  1. Precalienta el horno a 200 °C. Vacía las cebollas para el relleno, reservando y picando los centros.
  2. Calienta aceite en una sartén. Incorpora la cebolla y los champiñones, el tomillo, la sal y la pimienta; cocina los champiñones unos 5 minutos. Añade el huevo. Coloca las cebollas vaciadas boca abajo en una sartén al fuego hasta que se doren los bordes. Dispón las cebollas boca arriba en una bandeja de horno, e incorpórales el relleno.
  3. Cubre la bandeja con papel de aluminio y ásalas durante 1 hora. Retira el papel de aluminio y esparce el pan rallado y el gruyer. Cocínalo hasta que se funda el queso.