Trátalo de forma natural con este trío de ases de formulación natural y probados resultados. Los tres son de Áboca, los encuentras en farmacias y se pueden combinar con otros tratamientos farmacológicos.

 

FASE 1: cuando comienzas a generar más mocos de lo normal y acaba por taponarse la nariz.

Remédialo con Fitonasal 2Act, que combina una eficaz acción descongestionante y una acción protectora de la mucosa nasal frente virus, bacterias, humo, contaminación, pólenes, polvos, etc… Consigue que el moco sea más fluido, y permite una mejor eliminación. Incluye aceites esenciales con efecto refrescante. Su formulación natural permite usarlo en periodos largos y no provoca dependencia.

 

FASE 2: cuando comienza a picar la garganta y deriva en cierto dolor.

Suavízala con Golamir 2Act. No solo alivia el dolor y la irritación, también protege la mucosa bucofaríngea. Está indicado en los casos de dolor de garganta que pueden estar causados por agentes externos (virus, bacterias, alérgenos, humo, contaminación, polvo) y en estados de resfriados, cuando la mucosa baja por la garganta irritándola. Está disponible en dos presentaciones: en comprimidos para chupar y en espray nebulizador, con un efecto casi inmediato. Ambos también cuentan con aceites esenciales –eucalipto y menta– que aportan una sensación refrescante.

 

FASE 3: cuando tienes tos, tanto seca como productiva.

GrinTuss calma la irritación, hidrata y favorece la eliminación del moco porque, primero, forma una película protectora que se adhiere a la mucosa y la protege del contacto con los agentes irritantes. Después hidrata el moco para favorecer su eliminación y, por último, reduce el rozamiento en la faringe que causa la tos. Tanto la miel que contiene como el resto de ingredientes de su formulación (Grindelia, Llantén y Helicriso) proceden de la agricultura biológica. Lo puedes encontrar en jarabe, comprimidos y tisana.