La cocina india consigue sus sabores audaces y complejos gracias a todo un surtido de especias, muchas de las cuales se relacionan con importantes beneficios para la salud.
Prueba estas cuatro recetas que te animarán a disfrutar de ellas más a menudo.

Tamater aur dal ka shorba
(sopa de tomate y lentejas)

  PARA 4 PERSONAS
Esta sencilla sopa del norte de la India se remata con especias que hacen entrar en calor, como el jengibre y la canela, y se sirve bien calentita en invierno y primavera.

  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 2 cucharadas de mung dal, lavado y escurrido
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 3 tomates grandes cortados
  • ½ cucharadita de canela de Ceilán molida
  • ½ cucharadita de chile en polvo suave
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • ¼ de taza de cilantro picado
  1. En una olla con fondo grueso a fuego medio, calienta el aceite.
    Añade el dal y el jengibre; fríe hasta que te llegue un aroma a fruto seco, de 3 a 4 minutos.
  2. Añade los tomates y sofríe hasta que se ablanden, de 5 a 6 minutos. Echa canela, chile en polvo y pimienta negra; cocina un minuto. Añade 1/8 de taza de cilantro. Un minuto después, añade 2½ tazas de agua y llévalo a ebullición; baja el fuego a la mitad y parcialmente tapado déjalo hasta que las lentejas estén rotas y blandas, de 30 a 35 minutos.
  3. Retira la olla del fuego y deja enfriar 5 minutos. Vierte la mezcla en un vaso de batir y bátela hasta hacer un puré. Pásala por un colador para quedarte con el líquido y retirar la piel del tomate y las semillas. Añade sal al gusto, remátala con el resto del cilantro, y sírvela bien caliente.

Malvani rassa de langostinos
(curry de langostinos)

PARA 6 PERSONAS
La cocina de la India occidental suele llevar coco. Añade pasta de tamarindo (un fruto ácido) y nuestras cinco especias curativas, y conseguirás un buen equilibrio de dulzor, acidez y picante.

  • 500 gramos de langostinos sin el caparazón
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 4 dientes de ajo picaditos
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • 1 ½ cucharaditas de sal
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 rama de canela de Ceilán
  • 1 cucharadita de granos de pimienta
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 4 clavos
  • 2 cebollas medianas cortadas en daditos
  • 4 cucharadas de coco seco a remojo en ½ taza de agua caliente 20 minutos
  • 4 chiles rojos secos sin pepitas, a remojo en 5 cucharadas de agua caliente 10 minutos
  • 4 cucharaditas de pasta de tamarindo1 taza de arroz basmati, cocinado según se indique en el paquete
  • Cilantro o lascas de coco para decorar
  • Reboza los langostinos en cúrcuma, 1 cucharita de ajo, ½ cucharita de jengibre, y 1 una cucharita de sal.
  1. En una sartén grande a fuego medio alto, calienta ½ cucharada de aceite. Añade la rama de canela, los granos de pimienta, el cilantro y los clavos; fríe unos 30 segundos, hasta que las semilla empiecen a chisporrotear. Incorpora la cebolla y dórala de 3 a 4 minutos. Baja el fuego a la mitad y sofríelo todo unos 7 minutos más hasta que la cebolla esté blanda. Añade el resto del ajo y el jengibre; déjalo unos 30 segundos.
  2. Añade el coco, sube el fuego y cocínalo un minuto hasta que se dore. Retira la sartén del fuego, añade los chiles y el agua reservada del remojo. Vierte el contenido de la sartén y ⅔ de taza de agua en la batidora; bate hasta conseguir una pasta de curry gruesa.En la misma sartén a fuego medio, calienta el resto del aceite. Incorpora los langostinos y fríe-los de 3 a 4 minutos hasta que se tornen opacos.
  3. Añade la pasta de tamarindo y cocina un minuto. Añade la pasta de curry y el resto de la sal. Enjuaga la batidora con una taza de agua y viértela en la sartén. Lleva todo a ebullición, reduce el fuego al mínimo, y mantenlo así unos 5 minutos. Reparte el arroz y el curry en 6 boles.

Helado masala chai
(helado de té)

PARA 8 PERSONAS
El helado indio se hace hirviendo leche entera durante horas hasta que se espesa, lo cual lo hace más denso que su homólogo occidental. Para ahorrar tiempo, esta receta emplea leche evaporada como alternativa rápida a hervir leche entera.

  • 1¾ tazas de leche evaporada1
  • ½ tazas de leche condensada
  • 3bolsitas de té negro, como English breakfast, o 2 cucharaditas de té en hoja
  • ½ cucharadita de jengibre seco o el jugo exprimido de un trozo fresco (sin la parte fibrosa)
  • ½ cucharadita de canela de Ceilán molida
  • 3 vainas de cardamomo verde, sin cáscara y molidas las semillas
  • 8 moldes de silicona de 5 cm de diámetro o 2 tarrinas de plástico
  • 1 cucharadita de pistachos machacados
  1. En un cazo mediano a fuego lento, mezcla las leches, el té, el jengibre, la canela y el cardamomo; cocinamos removiendo hasta que la leche casi hierva. Retiramos del fuego y vierte el líquido a través de un colador en una jarra refractaria. Si usas bolsitas de té, estrújalas para sacar el máximo sabor.
  2. Enfría la mezcla a temperatura ambiente, una hora. Repártela en moldes o tarrinas y congela hasta que se solidifique, de 2 a 3 horas si son moldes, o durante toda la noche si son tarrinas. Puedes conservarlo en el congelador hasta dos meses. Sírvelo con trocitos de pistacho por encima.

Bengali dal
(chana dal con pasas)

PARA 6 PERSONAS
Este aromático y delicioso plato principal que se sirve en las bodas y otras celebraciones en el este de la India, contiene cuatro de nuestras cinco especies curativas, además de panch phoran (una mezcla de cinco especias).

  • 1 taza de chana dal (lentejas partidas), a remojo en agua templada una hora, y luego escurridas
  • 1 cucharita de cúrcuma molida
  • ½ cucharita de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 2 cucharadas de panch phoran (para hacer tu propia mezcla: combina 1 ¼ cucharitas de cada de semillas de mostaza, semillas de comino, semillas de hinojo, semillas de fenogreco, y semillas de ajenuz)
  • 2 chiles rojos secos, sin pepitas y partidos por la mitad
  • 3 clavos secos1 rama de canela de Ceilán
  • 2 cucharitas de pasas
  • 1 cucharita de trozos de coco
  • 1 taza de arroz basmati, cocido según se indique en el paquete, o 8 rotis
  1. En una cazo grande de fondo grueso, hierve dos tazas de agua. Añade el dal, baja el fuego a la mitad, y déjalo cociendo parcialmente tapado, Vigila las lentejas de vez en cuando para retirar la espuma de la superficie, y añade el agua caliente necesaria para que las lentejas estén siempre sumergidas y caldosas. Cocínalas hasta que estén tiernas y se rompan, 1 hora. Añade la cúrcuma y la pimienta negra.
  2. En una sartén pequeña a fuego medio, calienta el aceite. Añade el panch phoran y cocínalo hasta que las semillas empiecen a chisporrotear, unos 15 segundos. Añade los chiles rojos, los clavos y la canela, y fríelo todo 10 segundos. Incorpora las pasas y las tiras de coco y fríe hasta que el coco empiece a dorarse, unos 10 segundos.
  3. Vierte la mezcla de especias y coco sobre el dal, remueve un poco y llévalo a ebullición; apaga el fuego. Retira la rama de canela, los clavos, y los chiles. Sírvelo sobre arroz o roti.

 

Reportaje de Janis Jibrin, dietista.
Recetas de Monisha Bharadwaj.
Fotografías de Jennifer Olson