Home Posturas Bakasana: modifica la postura con estas variantes

Bakasana: modifica la postura con estas variantes

by Aminie Filippi
bakasana

La Postura de la Grulla (Bakasana)–y su hermana, la Postura del Cuervo– son inversiones que fortalecen el cuerpo y aportan equilibrio y confianza.

  • A Empieza Bakasana en una sentadilla con las rodillas separadas. Puedes dejar los pies juntos o separados.
  • B Apoya las manos en el suelo a unos 15 centímetros por delante de los pies y separadas el ancho de los hombros. Si se te agarrotan los hombros puedes separar algo más las manos.
  • C Expande el esternón hacia arriba y echa el coxis hacia el suelo para alargar el torso. Inclínate hacia delante y yérguete apoyado sobre las bolas de los pies.
  • D Presiona las rodillas contra los brazos superiores. Si lo necesitas, puedes equilibrar las rodillas contra los tríceps o meterlas debajo de las axilas.
  • E Lentamente, avanza hasta que los codos te queden sobre las muñecas y notes que se altera tu centro de grave- dad. Mantén los codos doblados y las rodillas presionadas contra los brazos.
  • F Estabiliza tu equilibrio. Estira los brazos todo lo que puedas, separa los dedos de los pies del suelo y acerca los talones hacia las nalgas.
  • G Mantente así entre 5 y 10 respiraciones, y después baja lentamente los pies al suelo.

LAS VARIANTES DE BAKASANA

El cuervo sobre un pie

Desde una sentadilla, traslada el torso hacia delante y álzate apoyado sobre las bolas de los pies. Inclínate hacia delante y traslada el peso del cuerpo a tus manos. Lentamente, alza el pie derecho y acerca el talón hacia tus nalgas. Encuentra el equilibrio mientras quitas parte del peso que soporta el pie izquierdo. Baja el pie derecho y repite con el otro lado.

bakasana cuervo sobre pie

El cuervo con un bloque

Empieza con una sentadilla con un bloque bajo las nalgas. Cuando te inclines hacia delante y traslades el peso sobre las manos, sube ambos pies al bloque. De este modo ganarás altura y dispondrás de más espacio para experimentar con la postura. Alza las piernas una a una, y practica para alzar las dos a la vez.

bakasana cuervo sobre bloque

El cuervo supino

Túmbate boca arriba. Acércate las rodillas al pecho y estira las piernas. Saca las espinillas por fuera de los brazos superiores. Presiona los brazos hacia arriba y delante mientras presionas simultáneamente los brazos y las espinillas juntas. Puedes mantener la cabeza bajada o separar la cabeza, el cuello, y los hombros de la esterilla. Mantente así cinco respiraciones.

bakasana cuervo supino

Si quieres conocer más acerca de cómo se practica esta y otras posturas de Yoga, no te pierdas el número 126 de tu revista Yoga Journal España. Para conseguirlo, llámanos al 916326251 o escríbenos a suscripciones@revistayogajournal.es

También puede interesarte

error: Content is protected !!