Home Bienestar Redescubre tu respiración

Redescubre tu respiración

by Aminie Filippi
respiración

Quizá estés harto de que cada vez que te pasa algo, te pones nervioso o te enfadas alguien te ponga la mano en el hombro y diga: «Respira profundo, tranquilo, eh… Relájate». ¡¡Pero si ya respiro!! La respiración es automática e innata, pero si la entrenas y prestas absoluta atención en ella, obtendrás todos sus beneficios al completo.

Por Carla Sánchez

Lejos de calmarte, el efecto suele ser justamente el contrario, ya que consigues estresarte el doble en cuestión de segundos. Como si esas palabras fueran a hacer que la cabeza dejara de pensar en espiral. Como si fueras a dejar de sentir toda esa ira, frustración, miedo o impotencia… Está claro que estas frases no son de gran ayuda. No van a servir de nada. Pero descubrirás que si en esos momentos críticos consigues, aunque sea por un instante, conectarte con tu respiración, algo suma.

Seguramente, has oído hablar de la respiración como método de bienestar. No obstante, tendrás toda la razón si crees que todos respiramos de manera natural y no es necesario pensarlo para hacerlo. Así, no parece tener ningún sentido que una función automática de tu cuerpo vaya a ser la panacea de nada. ¿Cierto? Además, ¡tú sabes respirar perfectamente!

respiración

Te propongo hacer el ejercicio a la inversa

¿Te has fijado en cómo respiras cuando estás en ese momento de ira? ¿O cuando estás en mitad de una discusión? La respiración es alta, es decir, se nota en el pecho; corta, por lo que no llenas bien los pulmones y, sobre todo, rápida, lo que hace que tu cabeza reciba menos oxígeno del que necesita para pensar con claridad. Buscamos justamente lo contrario. Y por eso, cambiar la respiración lo cambia todo. «Quien controla la respiración, controla el pensamiento»; dicen todas las disciplinas orientales. ¡Y ahora también la ciencia!

¿Por qué deberíamos aprender a ejercitar nuestra respiración?

Respiras en todo momento: cuando hablas, duermes, tienes actividad física, ríes o comes. Pero, ¿lo haces consciente- mente? La manera en la que respiras interviene directamente en la actividad del cerebro. La razón es que la respiración tiene conexiones directas con distintas partes de la corteza cerebral, donde se gestan el pensamiento, la percepción y la imaginación.

El primer alimento

Respirar es el primer alimento que recibe el organismo. Puedes estar 15 días sin comer y seguir vivo, pero no puedes estar 3 minutos sin respirar, salvo que seas un entrenadísimo apnesista profesional. ¡Así de importante es la energía que cuerpo y mente reciben del oxígeno! Es el gran motor.

Regula tus nervios

Respirar está estrechamente vinculado al sistema nervioso. El responsable es el diafragma, el músculo respirador que abarca toda la caja torácica y protege los pulmones. Al recibir los impulsos nerviosos de la columna recibe también cualquier información emocional, de manera que se tensa o se relaja en función de cómo te sientes en cada momento.

Usamos solo el 50% de nuestra capacidad

Otro dato interesante es que tenemos una capacidad pulmonar de hasta 5 litros de aire, pero usamos apenas un 50%, de modo que la respiración es deficiente en general, aunque creas que respiras bien. Esto se debe a dos grandes factores: a malas posturas que adoptamos a lo largo día trabajando, cuando nos sentamos a ver la tele o caminando. También a la tensión nerviosa que se refleja en cómo estás oxigenando.

  • Tu postura: para respirar correctamente es fundamental tener la espalda recta y el pecho abierto dejando despejado el canal respiratorio y creando mayor espacio pulmonar.
  • Tus emociones: todas las emociones afectan a la respiración, las agradables y las que no lo son tanto, de forma que respiramos diferente según el momento y lo que sentimos. No respiras igual si estás contento que si estás deprimido.

Otros beneficios de una respiración consciente

  • Mejora las funciones respiratorias
  • Restaura el equilibrio entre los hemisferios del cerebro
  • Mejora el rendimiento físico y mental
  • Oxigena el sistema nervioso profundamente l Alivia los efectos del estrés
  • Calma el pensamiento
  • Relaja el cuerpo y los sentidos
  • Fortalece el sistema inmune.

¿Sabías que respirar con calma mejora los niveles de vitalidad?

Si te sientes cansado y te cuesta concentrarte, ejercitar la respiración te ayudará a centrar la mente y a incrementar tu energía. Se puede jugar con el ritmo y la duración de forma que, según sea la técnica, se consigue un efecto u otro. Respirar correctamente ayuda a reducir la tensión nerviosa. Una respiración amplia y profunda disminuye el ritmo cardíaco relajando el cuerpo, ayuda a soltar tensiones físicas, psicológicas y serena nuestras emociones.

La magia del pranayama

Las técnicas de respiración del Yoga son sin duda una base perfecta para empezar a mejorar cómo respiras y comprobar que los beneficios son inmediatos y duraderos. Estos son mis básicos favoritos:

Respiración cuadrada

Consiste en igualar la inhalación y la exhalación para optimizar las tomas de oxígeno. La versión más sencilla se puede hacer inhalando en 4 tiempos y exhalando en 4 tiempos durante al menos 1 minuto. Después toma una respiración profunda y regresa al flujo normal. Observar si hay algún cambio. A medida que vas mejorando la técnica y ganando fuelle, la cuenta aumentará a 6, 7, 8… o incluso 10 segundos, o lo que cada persona pueda gestionar y le haga sentir cómoda. La versión completa del ejercicio integra una retención de aire de la misma duración. ¡Este ejercicio te aportará foco y calma mental!

Respiración alterna

Cuando estamos agotados y las circunstancias nos abruman, nos desequilibramos energéticamente. Esta respiración es excelente para restablecer el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Consiste en respirar de manera alterna tapando uno de los orificios nasales:

  • Tapa la fosa nasal derecha e inhala por la izquierda largamente.
  • Tapa la fosa nasal izquierda y exhala por a derecha.
  • El proceso se repite entre 10 y 15 rondas.

Escucha a tu cuerpo cuando empieces nuevas técnicas

Cuando te inicias en técnicas respiratorias es normal sentirte un poco perdido, que te falta el aire, sentir un ligero mareo o que, en lugar de relajarte y centrarte, los ejercicios te produzcan cierta ansiedad o nerviosismo. ¡No te agobies si te sientes así y sigue practicando! Verás que poco a poco tu percepción cambia, así que inhala… exhala… y disfruta tu estado de calma y presencia. Cualquier técnica de respiración constituye un modo de meditación en sí mismo, ya que favorece crear un instante de pausa para escuchar cómo estamos y nos sentimos, un momento de atención plena.

Nuestras emociones y salud mental también se beneficia

Además de los beneficios físicos, respirar bien tiene un claro impacto positivo en nuestro estado mental y emocional mejorando la salud global. Aprender a respirar adecuadamente ayuda a combatir estados de ansiedad o nerviosismo y es un método eficiente a la hora de gestionar el estrés. También ayuda a crear calma ante situaciones que producen incomodidad o inseguridad.

Carla Sánchez

APRENDE MÁS

Tanto si estás empezando a meditar como si tienes una práctica sólida, te invito a descubrir la plataforma www.theholisticconcept.app, donde encontrarás audios y sesiones en vídeo de meditación que puedes seguir desde cualquier dispositivo y cuando tú quieras. ¿Mi mejor consejo? Aprende a parar, explora y cuídate como te mereces, te aseguro que tu cuerpo y tu mente lo agradecerán. Carla Sánchez, co-fundadora de The Holistic Concept.


También puede interesarte

error: Content is protected !!